1954. Makalu

Los años 50 fueron clave en las altas cimas del mundo. Los franceses inaugurarían la década con la cima del Annapurna, el primer ochomil. A él le seguirían en 1953 el Nanga Parbat y sobre todo el Everest.

Periódico. Expedición al Makalu. Recorte de prensa

Para los americanos, el K2 parecía vedado por problemas políticos. Así que miraron hacia el Makalu, otro de los gigantes del Himalaya, que por aquella época aún no había sido ni siquiera explorado. Las ascensiones a los ochomiles eran motivo de orgullo nacional y el estado norteamericano se volcó con esta expedición, proveyéndola de fondos y llegando incluso a transportar a los alpinistas y sus cargas en un avión militar a la india.

Con pocas referencias y basándose sobre todo en el relato de Hillary, Evans y Shipton, que en 1952 habían explorado el valle Barun, la expedición californiana dirigida por Siri y formada por 10 alpinistas se encaminó hacia allí, donde establecieron su campo base un 4 de abril de 1954.

Al no tener información de la montaña, Siri dividió a su expedición en dos equipos y los envío a explorar las distintas posibles rutas de ascenso. Pese a no encontrar ninguna satisfactoria, finalmente se decantaron por la arista sudeste que había estudiado el grupo de Unsoeld.

El 18 de abril comenzó el intento de ascensión. La estrategia era la clásica expedición pesada de la época -con la única salvedad de la ausencia de oxígeno-, donde irían montando campos sucesivamente y equipando la ruta.

Campamento Makalu.

Steck y Unsoeld fijaron un primer campamento a 5030m para posteriormente superar la cascada de hielo y montar su segundo campamento a 5485m. El hecho de abrir una ruta en la cascada permitió a todo el equipo ponerse a trabajar y para el 1 de mayo ya habían alcanzado los 6700m y montado cuatro campos cuando el mal tiempo les hizo regresar al CB.

Allí auxiliaron a una expedición liderada por Hillary que se proponía explorar varios picos de la zona, rescantando a Jim McFarlane que había caído en una grieta.

Durante todo el mes de mayo el equipo continuó su intento, estableciendo un campo 5 a 7.000m. El 2 de Junio Long y Unsoeld alcanzaban la altura máxima a 7.150m pero la llegada del monzón les obligó a finalizar la expedición.

Ese mismo año Unsoeld tendría una hija a la que puso por nombre Nanda Devi -que significaba diosa de la felicidad-. Un año más tarde Terray y Couzy lograrían la primera ascensión al Makalu.

Categorías: Noticias

Aitor Tilla

"El alpinista es quién conduce su cuerpo allá dónde un día sus ojos lo soñaron" - Gaston Rebuffat

8 comentarios

Daniel · 5 agosto 2020 a las 3:16 pm

Hoy conocí la página! Me gusto mucho! Va a favoritos !

    Aitor Tilla · 5 agosto 2020 a las 8:56 pm

    Muchas gracias Daniel! Son palabras que motivan a seguir.

Jacobo · 6 agosto 2020 a las 12:37 am

Hola Aitor,
Fíjate que te seguía por Twitter y no fui consciente del gran blog que tienes.
Qué fallo no haberme dado cuenta antes!!
Ya te tengo fichado .
Un abrazo!!

Rafael Jiménez · 7 agosto 2020 a las 1:26 pm

Un articulo precioso y muy humano, gracias por compartirlo.

Un abrazo desde Sabadell

    Aitor Tilla · 8 agosto 2020 a las 2:20 pm

    Muchas gracias por tus palabras. Dudé bastante si centrarlo en sus expediciones más relevantes, ya que la extensión puede resultar incómoda para un formato blog. Pero creo que el contexto es interesante y más en este caso, que a pesar de que hablamos de expediciones como la primera exploración del Makalu o la primera al Masherbrum, esta poco reivindicado.
    Un abrazo!

Jeremías Johnson · 6 noviembre 2020 a las 7:12 pm

Aitor, una historia maravillosa y cautivadora que me ha regalado una tarde de lectura en el mejor viaje posible hacia lo desconocido.
Un abrazo!!

    Aitor Tilla · 16 noviembre 2020 a las 10:26 am

    Pues no sabes como me alegra porque este es el propósito del blog.
    Un abrazo amigo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *